“La figura de Mujica está al servicio de la opresión” – Entrevista a la ex-tupamara Irma Leites

Trabajaba en una textil y estudiaba secundaria por la noche cuando comenzó a militar con organizaciones de izquierdas a los 15 años. Con el inicio de la dictadura Irma Leites fue detenida y torturada por pertenecer al Movimiento de Liberación Nacional- Tupamaros (MLNT). Nueve años de prisión y tres años de exilio en Suecia la llevaron a seguir firme en su convicción revolucionaria y antiautoritaria. Totalmente en desacuerdo con la integración del MLNT a la coalición del Frente Amplio, Leites abandonó este colectivo en 1989. Hoy tiene 62 años, sigue luchando desde fuera las instituciones y continúa reclamando justicia por los crímenes de lesa humanidad que el Estado uruguayo no ha reconocido y por las más de 200 compañeras de lucha que continúan desaparecidas. Nos encontramos en las escaleras de la Facultad de la República, en Montevideo, mate en mano y sonrisa familiar.

Como fue tu trayectoria inicial como militante en aquellos 60 revolucionarios?

Bien, en el 68 yo me empecé a vincular con lo que significaba en ese momento América Latina; una explosión mayor de crisis social política e ideológica que llegó a que miles de estudiantes y trabajadores se plegaran a las luchas revolucionarias cuestionando el capitalismo y el nacionalismo a pesar de que ya en esa época integrábamos una corriente que iba a plantear la liberación nacional como una salida a la colonización y a la recolonización del capitalismo, de cualquier manera luchábamos contra las fronteras, las propuestas eran de ruptura.

Mi familia venía del interior, de Salto, eran lo que llamábamos “xangadores” agrícolas – el “xangador” es el que cargaba des del interior hasta todas las calles de Montevideo los cajones de fruta y verdura –  y fue una de las que emigró del campo a la ciudad en esa época. Yo trabajaba en una fábrica textil y estudiaba el secundario en el segundo turno, y era bien interesante como por los dos lados gente que proveníamos de sectores muy pobres nos vinculábamos con la teorías revolucionarias, y hasta existía una red internacional de lucha. Las primeras huelgas de estudiantes se organizaron des de las iglesias de barrio, habían curas obreros, corría la teología de la liberación, al fin y al cabo hablábamos de Revolución en la Iglesia. A los 15 entro en el Movimiento de Liberación Nacional y a los 20 voy presa. 9 años de cárcel y cuando salí en el 82 me echaron del país, me fui a Suecia.

Como os organizabais, como os comunicabais con otros colectivos de lucha en América Latina en los 70?

Cuando yo caí, los pocos que quedábamos en la calle teníamos una coordinación revolucionaria con grupos de Argentina, Brasil, Chile, Bolívia… Eran vínculos directos, nosotros lo llamábamos la “Rádio Venva”, ven, va; había que hacer circular de mano en mano la información. Nos movíamos mucho con “hojillas”, papelillos de armar cigarros, escritos, de modo que si te arrestaban te los pudieras comer al momento.

Fuiste presa y torturada pocos meses  después del inicio de la dictadura uruguaya, como eran los aparatos de represión en aquel momento?

Mirá, la dictadura es un proceso, no es una fecha. En mi concepción acá hubo un proceso de militarismo des del 60 en adelante que culminó con la disolución del Parlamento en el 1973. El golpe formal fue en junio del 73 y yo caí en noviembre de ese año. El Partido Comunista de aquí Uruguay dice que los presos políticos empezaron en el 75 pero ya desde antes del 68 existían los escuadrones de la muerte, las desapariciones, la ejecución de compañeros, la represión y la tortura de forma sistemática etc. Luego esos métodos se fueron tecnificando, como en todos los países.

En mi caso, junto con los dos compañeros con los que nos detuvieron, nos llevaron a la Jefatura de Policia donde nos estuvieron torturando durante 5 días, después apareció este organismo que se llama OCOA (Organismo Coordenador de Operaciones Antisubversivas) que cuando identificó que éramos un grupo del MLN, porque algunos tenían documentación clandestina, nos llevaron para un centro de tortura que queda en el cerro de Montevideo, el cuartel de la Paloma, y allí empezó realmente una etapa bien dura de mayor torturas sistemáticas. Allí había cientos de personas siendo torturadas, estaba toda la banda del OCOA, Gabazo, Silveira, que hoy están presos por torturadores y por formar parte del Plan Cóndor en toda América. El cuartel era un infierno, nos tiraban en unos garajes, hombres y mujeres separados a empujones, todos encapuchados, llevados a salas de torturas… y allí nos tuvieron 2 meses.

Los 15 años son una edad bastante temprana para empezar a militar, como ha evolucionado tu pensamiento desde entonces hasta hoy?

Ahora venía escuchando un compañero de Unidad Popular en la radio que comentaba eso que siempre se dice de que a los 20 años sos muy revolucionario, a los 40 sos bastante reformista y a los 60 sos un reaccionario. Él dijo que este concepto es reaccionario en si mismo porque si bien cuando eres joven tienes energía y se supone que más libertad, al mismo tiempo también puedes estar muy encadenado, debido al tema de la educación y otra serie de cosas.

Mi formación como revolucionaria fue siempre muy autodidacta y autónoma y siempre intenté mantener mi cabeza por ese camino, intentado vivir según pienso.

En mi modo de ver, la evolución de mi pensamiento ha tendido a ir hacia más libertad, hacia más profundidad, por ejemplo, yo integré un movimiento que consideraba que para la revolución había que pasar por una etapa de liberación nacional, cosa que hoy no pienso. Eso tenía mucho aun de una concepción burguesa de los procesos de cambio, hoy día opino que las rupturas son rupturas o no lo son, que no hay que pasar por un desarrollo capitalista para hacer la revolución.

Es decir que ahora no coincide ni con el MLN-T de hoy ni con el MLN-T de aquel entonces.

No. Yo me fui oficialmente del MLN-T en el 89. Salida de la cárcel, en el extranjero yo me dediqué a estudiar lo que había pasado con el movimiento: no se trataba solo de una derrota militar, fue sobretodo ideológica y política. Y una derrota estratégica de la que formaron parte todos los movimientos de liberación nacional. El MLN-T acá formaba parte de un movimiento internacional nacido des de algunas líneas generales históricas creadas en la Organización Latinoamericana de Solidaridad y hacia el socialismo (OLAS), de la que participaron movimientos y partidos de Chile, Argentina, México, Perú etc. Fue la Conferencia Tricontinental, el año 66 en Cuba, la que analizó que en los países de menor desarrollo capitalista había la necesidad de crear esos movimientos de liberación nacional con una intención socialista. Más tarde hemos podido comprobar como la mayoría de los dirigentes históricos de esos movimientos ahora conforman la fuerza capitalista y son buenos funcionarios del capitalismo. Por lo tanto hay alguna raíz en ese planteo que estaba mal, del mismo modo que sigue estando mal la idea de estos partidos socialistas, comunistas, que para mí son todos lo mismo, que son parte de lo que hoy afianza el sistema con su esencia opresiva.

Cuando muchos compañeros volvimos al país y se dio la posibilidad de encontrarnos de nuevo, en el 1985, vinimos con la idea de elaborar una nueva hipótesis de revolución que superara la otra pero la mayoría de los dirigentes históricos, Mujica, Marenales, Huidobro, venían con la idea de que había que integrarse al Frente Amplio, que había que hacer una organización legalista y que había que ir por el camino electoral. Yo nada de eso compartía así que me fui. No compartía siquiera la síntesis superficial que ellos hacían de la derrota militar y el desmantelamiento del MLN-T en el 72. Yo safé de eso porque no quería ningún cargo electoral y no quería una institucionalización de la lucha. A partir de allí participo de la lucha en las organizaciones y movimientos sociales, creando colectivos y espacios de reflexión común fuera de los partidos etc.

Como podríamos resolver esa voluntad, no de liberación nacional sino de liberación social, de abandonar el rol de mano de obra económica que tiene América Latina dentro la división mundial del trabajo?

Me parece que a través de la revolución social, porque con ella estaríamos justamente combatiendo esas cadenas de esa división internacional del trabajo que te coloca con fronteras conflictivas, que asigna según la conveniencia del capitalismo distintas funciones. Claro que una revolución social con sus particularidades, porque es distinta la clase oprimida de Alemania que la de Uruguay, Argentina o España. Los movimientos de liberación nacional, en aras del desarrollo económico y a través de vínculos que eran y son muy coloniales, abandonaron las definiciones de combate a la opresión, ese fue uno de los grandes fallos. Hoy este combate pasa por destruir todos los poderes hegemónicos que generan este desastre social y ecológico.

El pasado 20 de mayo unas 100.000 personas caminaron en Montevideo en la “Marcha del Silencio” que se realiza des de hace 20 años, con consignas como “Basta de impunidad” o “Verdad, memoria y Nunca más”, con gobiernos de Sanguinetti, Batlle, Tabaré Vázquez o Mujica. Que esos gobiernos no hayan cambiado la situación de los desaparecidos en Uruguay significa que han amparado los delitos de la dictadura o significa que no tienen el poder para hacerlo?

Aquí hay dos factores. Por un lado creo que los gobiernos se han incorporado a los grupos de poder, se han convertido en nuevos ricos o nuevos poderosos, con lo que ello significa. Por otro lado, a mí me parece que no hay una voluntad política de revisar realmente el terrorismo de estado. Yo, que entiendo que las democracias son una dictadura de clase, creo que ellos son absolutamente cómplices de no haber tomado todos los datos que les dieron los testigos, sin ir más lejos. Este país es muy chiquito, si con la Plenaria Memoria y Justicia –creada en el 2000- tenemos identificados a más de 560 militares y sabemos incluso dónde viven algunos, como el Estado y el poder judicial no pueden identificarlos? Estos 10 años de Frente Amplio han incluso borrado huellas ya esclarecidas: la Plenaria ha aportado datos sobre terrenos donde había fosas donde recientemente se ha construido. Datos que hemos aportado presos y presas que hemos testificado, porque lo vimos, como se creó un sendero clandestino aquí o como habían enterrado a tal compañero allí, información que obviamente no nos inventamos…que precisan que el comandante de la unidad de ese cuartel reconozca que enterró allí cuerpos de combatientes asesinados?

El terrorismo de Estado no fue derrotado, fue pactado, y ese pacto incluye la no ejecución de condenas a los culpables de lo que sucedió en los 70 y 80 pero también de lo que sucede ahora. Las cárceles del Uruguay hoy son terroríficas, el sistema de los hogares de menores es parecido al de los campos de concentración, los gurises están prácticamente todo el día encerrados.

No es muy grave afirmar eso de un gobierno –el predecesor al actual- encabezado por una persona que vivió preso durante 15 años bajo esa dictadura?

Sí, es muy grave. Por eso es terrible. Al acabar la dictadura, del 85 al 89 yo milité con ellos, con Mujica con Marenales, eramos compañeros, estábamos juntos en el Comité Central, por lo tanto para mí, no es solo doloroso sino angustiante lo que ha pasado. Escuchar hoy de la boca de Huidobro que los que marchamos por la avenida 18 de julio en la Marcha del Silencio somos unos resentidos, que tenemos que empezar a superar nuestros dramas, es doloroso. Y más aún escuchar cómo le apoya Guillermo Cedrez, torturador denunciado que estuvo en el Penal de Mujeres en los 70, máxima responsabilidad de las fuerzas armadas actualmente como presidente del Centro Militar, un hombre que sigue negando la existencia del Plan Cóndor.

Escuchar el discurso maravilloso de Mujica, en los organismos internacionales pero acá también, escuchar sus reflexiones sobre el dinero, el consumismo y la importancia de la sencillez para mí lo único que hace es alentar una leyenda que no se sustenta en ningún hecho en sus políticas. Así como dice eso, luego te sale diciendo que se necesita a los capitalistas, que él es su amigo, que el mundo no se divide entre capitalistas y pobres sino que se divide entre consumistas y no consumistas…

Los hombres nos definimos por nuestras acciones y no por nuestras palabras. Él de alguna manera ha seguido un proceso hacia la justificación de la explotación, del imperialismo y hasta de figuras como Bush. Podemos ver a Mujica abrazándose con Bush, con Rockerfeller, con Geroge Soros, y podemos verlo afirmar que estos hombres para él son un paradigma del mundo de hoy, que son imprescindibles para el mundo de hoy. Hay que escuchar todo lo que dice y hace Mujica.

Hay muchas teorías que intentan explicar des de la comprensión lo que ha pasado con Mujica. Él fue de los presos políticos que estuvo en peores condiciones ya que él estuvo secuestrado en calidad de rehén, estuvo 9 años encerrado en un agujero. Entonces, muchos hablan de ese síndrome de Estocolmo en el que el secuestrado, torturado, se enamora de su opresor… Yo no creo eso, yo creo que existe una utilización de la figura de Mujica por parte del estado capitalista y de los partidos tradicionales uruguayos, el Partido Blanco y el Partido Colorado, para lograr un encantamiento de la sociedad. Existe una visión bastante clara de que en esta etapa neoliberal, des de las potencias dominantes, des de los Estados Unidos, se necesitaban al frente de estos gobiernos de América Latina a personas que representaran otra idea de la sociedad.

Dilma Rousseff fue torturada en la dictadura brasilera, Michelle Bachelet en la de Pinochet…

Jugando con lo que hicieron en el pasado se utiliza a estas figuras. Vivimos en una sociedad tan podrida, tan consumista, superficial, indiferente, que al final del camino quedan pocos personajes que puedan acaparar el control de las luchas sociales actuales. Estoy convencida de que aquí hay una estrategia bien trabajada, hay una formación y un estudio de estos personajes para lograr que cumplan un papel que en otra coyuntura cumplirían con mucho más costo represivo, con mucha más crítica, los mismos partidos tradicionales. Muchas reformas que han hecho los gobiernos de Tabaré y Mujica, de haber sido hechas por las derechas tradicionales, acá habría habido levantamientos populares. Que Mujica o Huidobro te digan que es imposible anular la Ley de Impunidad es distinto que que te lo diga el Partido Nacional, porque ellos te hablan como si estuvieran en la misma situación que cualquier ciudadano.

Estamos hablando de disciplinamiento y control social, de utilizar el pasado de manera demagógica para sostener el presente, para sostener el sistema. Utilizar el lenguaje revolucionario para lo que necesita el capitalismo. Esta comunicación que tiene Mujica con la gente, con la que se acerca a la clase trabajadora, a los estudiantes, este vínculo construido está al servicio de la opresión. Mujica está al servicio de la opresión, él coloniza la cabeza de la gente, domestica y disciplina la cabeza de la gente para que no haya un desarrollo distinto.
Según estadísticas oficiales el Uruguay es el país más equitativo de América Latina, donde los más pobres igual que los más ricos representan un 10% de la población. Montevideo es de las pocas capitales de este sub-continente donde difícilmente encuentras a una niña pidiendo en la calle. Se trata de una realidad transparente?

Esos datos son mentira. Hoy acá, como en todo el mundo, cada vez los ricos son más ricos y los pobres son más pobres en relación a la tasa de ganancias de las empresas, claro. Si es verdad que no tenemos los niveles de miseria que pueden haber en Colombia o Bolivia, pero eso se debe a que este país se construyo con una composición de capas medias muy importantes. Pero en cualquier caso los datos de los censos no dicen eso, dicen que un 45% de los niños entre 0 y 5 años tienen deficiencias alimentarias. Respecto a la infancia pidiendo limosna, hace 5 años si la veías, ahora no la ves porque se ha marginado hacia los barrios pobres. En mi barrio, en la periferia de Montevideo, los niños te golpean la puerta.

Puede que haya menos pobreza que hace 5 años, sí es verdad, pero no se ha hecho un cambio de fondo, y la que sigue habiendo se ha marginalizado, se ha escondido. Se han construido una especie de casas de reclusión donde meten a familias con menos recursos. El Frente Amplio ha invertido en un asistencialismo que tiene la pata corta. Como Dilma Rousseff con sus 200 millones de brasileros, también este gobierno ha asistido la pobreza, pero siendo un país pequeñito como es, me parece que podríamos tener mejores resultados.

Dilma Rousseff, Cristina Fernández de Kirchner, son varios los gobiernos que son tachados de asistencialistas -y por consecuencia de populistas- y a los que a veces la ciudadanía acusa de “crear vagos”.

Yo no comparto el discurso de la vaguez, en primer lugar porque creo que el trabajo es esclavo: yo quisiera vivir en una sociedad donde el vínculo fundamental para la subsistencia de la sociedad no fuera el trabajo. Quizás fuera la creación desde otro punto de vista, la resolución de las necesidades de la humanidad a través de otros mecanismos, por lo tanto no voy a reivindicar el trabajo porque existe una alienación a través del trabajo y para el consumismo tremenda en esta sociedad. El problema del asistencialismo es volcar una cantidad de plata tan elevada para que la gente tenga un espacio donde seguir siendo pobre, para que la gente no pueda salir de esos cordones de opresión y miseria. Porque la miseria no es solo la plata, es la educación, la alimentación, las cabezas de los que suben, todas esas cosas.

Yo cuestiono el asistencialismo porque crea una dependencia de la gente hacia el estado. Cuestiono la social democracia en si, por ejemplo, el mayor desarrollo de la social democracia que creo que ha existido es en Suecia, con Olof Palme, mientras estuve allí él gobernaba, y aquello era maravilloso, hasta un alcohólico tenía ticket para tomar toda la bebida que quisiera los fines de semana, y sin embargo la felicidad existía? el nivel de suicidios que había en la sociedad era muy alto. La plata no es el eje, “la revolución de las cosas” como decía Palme, no hace una sociedad más feliz, la hace más enferma, depresiva, dependiente, encerrada, hermética, que no sabe comunicarse entre si, ignorante del mundo que lo rodea. Obvio que me encontré a seres humanos hermosos, no estoy diciendo que la social democracia les domesticó a todos, había y hay una resistencia, siempre la hay.

Entonces digo; queremos crear gente dependiente de la dádiva del estado para subsistir? No. Prefiero las ocupaciones de Neptunia por ejemplo, donde la gente sale a estudiar los chuchos para ver como los gurises pueden resolver sus deficiencias de vitaminas. Tenemos derecho a ser vagos! El ocio es una opción a reivindicar.

Como ves la nueva Comisión de la Verdad que está conformando el gobierno de Tabaré Vázquez? Cuantos organismos parecidos han existido ya anteriormente?

Primero recordemos que el año 2007 Tabaré Vázquez intentó poner un punto final a los derechos humanos en Uruguay proponiendo una declaración de reconciliación nacional que los movimientos sociales por los derechos humanos frenaron como pudieron. Algo muy grosero ala que tuvimos que enfrentarnos. Una vez dicho eso, te explico que cuando Tabaré asumió gobierno el primero de marzo pasado y anunció la creación de esta Comisión de la Verdad, dijo quién tubiera una mejor idea que lo propusiera. Nosotros des de la Plenaria Verdad y Justicia, arrimamos una propuesta de hacer un Juicio Global, que pase por los derechos económicos y el pago de la deuda externa ilegítima que creó la dictadura, que pase por la impunidad económica, social, represiva. Lo que proponemos es un juicio de Nuremberg mejorado donde las organizaciones sociales estemos juzgando, porque el poder judicial es un poder de clase y no queremos justicia de clase, eso no es justicia. Y bien, hasta ahora solo se han puesto en contacto con nosotros para preguntar cómo nos organizamos y quien conforma nuestro colectivo.

Han existido muchos otros organismos parecidos, uno de ellos fue la Comisión para la Paz, creada por el presidente Batllé el año 2000, como parte de una política dirigida des de Estados Unidos de aplicación en todos los países latinoamericanos donde había habido dictadura, des de Méjico hasta Chile, que lo que hacía era reconocer los derechos humanos y le ponía un punto final a todo el tema. Aquí en Uruguay lo que la Comisión para la Paz hizo era otorgar una especie de diploma de reconocimiento de desaparición a los familiares de desaparecidos. Familiares que, con la ayuda de organizaciones, igual juntaban extensos dosieres de documentos y pruebas del secuestro de su conyugue, hijo, prima etc. A cambio de una carpeta de 200 páginas con toda esa documentación la Comisión por la Paz te entregaba tres renglones reconociendo que sí, que te habían desaparecido a alguien querido. Era importante porque era la primera vez que se reconocía que hubo terrorismo de estado, pero no alcanzaba.

Eso fue lo que hizo esa comisión y parece que esta comisión que propone Tabaré Vázquez es un correlato de aquello. No se instrumentó a ningún órgano que fuera a fondo con toda esa documentación, hay miles de denuncias, que más hay que estudiar? Ya sabemos dónde están, que vayan a buscarlos. Si van a seguir manejando esa información de forma demagógica según conveniencia política, no habrá justicia. No queremos que los huesos de los compañeros sean encontrados en un momento clave para que ellos den la idea de que todo está solucionado, que ya pasó en una ocasión. Si la vieja Luisa Costa se muere ahora con 95 años sin saber dónde están sus hijos después de haber peleado y marchado toda su vida buscándolos, no hay justicia.

Qué relación existe entre la lucha para recordar, para reconocer lo que se sufrió en el pasado y la lucha para construir y transformar el presente?

Justo venimos reflexionando en la plenaria sobre el momento que vivimos, en el que muchos de los que la conformamos estamos más o menos en los últimos años de nuestras vidas, y nos preguntamos: qué estamos construyendo? Nosotros necesitamos muchos “no”, pero necesitamos diseñar también el mundo que queríamos y que queremos. Este mundo lo han acotado, antes vos soñabas con una sociedad libre y socialista –no lo que existió en la URSS ni lo que existe en Cuba o en Vietnam o en China-, en un socialismo que realmente llevara a la humanidad a que no hubiera oprimidos ni opresores. Hay que empezar a hablar mucho más sobre eso de nuevo, hay que volver a hablar de eso, las experiencias vividas no pueden hacernos superar eso, hay que volver a soñar con eso. Como la construimos? No hay que dejar que el sueño del socialismo quede acotado al plato de comida al niño. Hay que darle el plato por ahora, claro, pero el hambre de millones tiene que ver con la riqueza de pocos, así que nosotros hacemos escraches, bien conocidos en España, y hacemos también algo que llamamos rescates. Elena Quinteros, que fue una maestra anarquista desaparecida, hoy es reivindicada por todos, hay escuelas y paseos públicos que llevan su nombre y hablan siempre de la maestra desaparecida, pero hablamos del pensamiento de Elena? No. Eso queda sujeto a una mención peo no profundizamos.

Pensamos que junto con la desaparición de muchos compañeros estuvo la desaparición del proyecto social. Este año nos proponemos rescatar a Gerardo Gatti que fue un anarquista, gráfico, desaparecido por el Plan Cóndor en Buenos Aires en el 76, y rescatar al compañero significa rescatar todas sus dimensiones, es decir también su pensamiento y su lucha. Capaz que para poder retomar el sueño del compañero. Tratamos alternativas, hace años que peleamos con estos proyectos, hacemos ferias de ideas, nos juntamos con colectivos libertarios también, los gurises de La Solidaria etc.

 

Para terminar, Irma, alguna vez has sentido frustración y has pensado en dejar la lucha?

Dejar la lucha no, frustraciones sí, muchas. Aunque frustración no es la palabra exacta, porque contiene algo de resignación y entrega, y si te conformás con algo no hay rebeldía, y rebelde siempre me he sentido. Lo que siempre he tenido es que creo en el rol de la gente que resiste, siempre hay que resistir, y cuando se pueda avanzar. Yo siempre he resistido y a veces sentís que la resistencia va solo hacia un muro y eso es muy doloroso. Hay que luchar ofensivamente, y la ofensiva es difícil, compleja.

Yo he reflexionado sobre algo que me gusta mucho, el silencio. Me encanta el silencio del mar, el silencio como tranquilidad, el silencio de los indios… Es tan hermoso el silencio de los compañeros que lo guardaron para no entregar a otro, ese es un silencio a reivindicar sin duda, pero una marcha sostenida 20 años en el silencio te hace dudar de que la estrategia sea efectiva. Queremos que llegue el momento del grito, creemos que es el momento de hablar. Este 20 de mayo nuestra organización salió a la Marcha del Silencio con una consigna que decía “Nos duele el silencio. Gritemos justicia”, porque hay algo oculto en esta marcha que tiene que ver con un silencio impuesto por el Estado, por la captación de las luchas, incluso de los familiares. Nadie va a cuestionar cuando los zapatistas bajaron en silencio, que impactante, ni el silencio que quieren guardar los familiares en algunos momentos para recordar, pero este silencio uruguayo que implica un contenido político de seguir ocultando sí que se puede cuestionar.

Muchas gracias, seguimos.

Advertisements
This entry was posted in América Latina, dictadura, memoria, tupamaros, Uruguay and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to “La figura de Mujica está al servicio de la opresión” – Entrevista a la ex-tupamara Irma Leites

  1. Florinda says:

    Otra información que quiza os pueda interesar sobre Montsanto en el blog cuya URL copio a contunuación
    http://perelosantos.eu/2015/06/02/2015031-from-seeds-to-bits-hp3d-y-la-estrategia-big-data-de-monsanto/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s