El Paraguay y lo que habría podido ser

Ya en su origen como nación destaca un hecho que marcaba tendencias: los franciscanos al consolidar lo que sería la cultura criolla normalizan dos lenguas: la del colonizador y la del colonizado. Guaraní y castellano han convivido hasta el Paraguay de hoy, no sin estigmas; la clase burguesa sofisticada no quiere ser escuchada hablando guaraní y procurará siempre que sus hijos no aprendan esa lengua de pobres e indios, hablada por un 87% de la población. Erroneo planteamiento de cualquier modo ya que la riqueza de la lengua guaraní original se conserva, si se conserva, solo en el habla de las comunidades indígenas, no en la clase humilde paraguaya que se comunica en un guaraní popularizado adaptado a la sociedad capitalista y por consecuencia mezclado con el castellano (observase que palabras como auto o computadora no se encuentran en el vocabulario de una lengua surgida entre la verde naturaleza).

– En 1811 se independiza del Reino de España.

– En 1831 se podía andar en ferrocarril.

– En la decada de los 60 del siglo XIX tenía el Paraguay un rico sistema de prensa escrita – a diferencia del que tiene 150 anos después basado, de manera casi íntegra, en prensa amarilla.

– 1864 se cursa el primer telegrama por el Telégrafo Nacional, cuyo texto decía: “¡Viva la República del Paraguay!”

Un país que en el siglo XIX sobresalía al lado de sus compañeros de América Latina en derechos y libertades. Abolía la inquisición, el diezmo y algunos privilegios de la nobleza, otorgaba a los pueblos indígenas la calidad de ciudadanía -sin entrar a debatir aquí si eso les era favorable o no-  garantizaba cierta soberanía al pueblo y marcaba distancias económicas con sus vecinos saqueadores e saqueados, Argentina y Brasil.

Desde las hasta hoy potencias colonizadoras e imperialistas no se podía permitir tal desenvolvimiento social y tal autonomía económica en una tan joven nación americana, no era aceptable ese nivel de emancipación. A diferencia de lo que, sin tener muchas nociones en historia podríamos pensar, España y Portugal no eran las potencias del momento, Inglaterra era sin duda la que marcaba la pauta de los intereses comerciales e industriales del viejo mundo. En 1865 se dio comienzo al fenómeno social, cultural, político y económico que determinará  la construcción de la estructura geopolítica de las naciones latinoamericanas; la Guerra de la Triple Alianza, el conflicto bélico más genocida de la história de América Latina.

Aparentemente por disputas fronterizas Brasil, Argentina y Uruguay se levantaban contra la nación paraguaya. Durante 5 años, de 1865 a 1870, fueron cayendo en batallas forzadas de pueblo contra pueblo, y a causa de enfermedades y hambrunas hasta 1.090.000 personas.

La mayoría de los asesinados eran nativos (“indios salvajes” pero también criollos) y esclavos de origen africano, provinieran del país que fuera. Datos aproximados de la época y de estudios demográficos posteriores nos indican que fueron asesinados por lo que en realidad fue una guerra contra el pueblo y en especial contra los colectivos oprimidos:

  • 3.200 uruguayos, de 5.600 que fueron mandados a luchar, un alto porcentaje de su población total.
  • 12.000 argentinos, aunque muy probablemente fueran más.
  • 50.000 brasileros.
  • 1 millón de paraguayos y paraguayas, población civil en gran parte, incluyendo niños y niñas. Según el historiador y estadístico Gabriel Carrasco solo un 15% de la población total del Paraguay sobrevivió a la Guerra de la Triple Alianza.

Hacer el ejercicio de imaginar lo que el Paraguay podría haber llegado a ser resulta frustrante e inútil, pero para una próxima materia, es interesante observar en el pueblo paraguayo actual, lleno de desigualdades e dinámicas alienadoras, qué resquicios de ese genocidio están hasta hoy día siendo superados.

Información más extensa de la víctimas totales de la Guerra de la Triple Alianaza

Advertisements
This entry was posted in 1865, argentina, brasil, guerra de la triple alianza, paraguay, Uncategorized, Uruguay and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s